EL CONOCIMIENTO…

¿Qué es el conocimiento?

  El conocimiento es la sumatoria de las representaciones abstractas que se poseen sobre un aspecto de la realidad. En este sentido, el conocimiento es una suerte de “mapa” conceptual que se distingue del “territorio” o realidad. Todos los procesos de aprendizajes a los que una persona se expone durante su vida no son sino un agregar y resignificar las representaciones previas a efecto de que reflejen de un modo más certero cualquier área del universo.

El conocimiento se define a través de una disciplina llama epistemología, una doctrina filosófica que se conoce como la teoría del conocimiento. La epistemología define el conocimiento como aquel conjunto de saberes, que como veremos se dan a diferentes niveles, que poseemos sobre algo.

El conocimiento es un fenómeno complejo que implica cuatro elementos de tal manera que si faltara uno de estos, aquel no existe.

1. Sujeto: El sujeto del conocimiento es el individuo conocedor. Su función consiste en aprehender el objeto, esta aprehensión se presenta como una salida del sujeto fuera de su propia esfera, una invasión en la esfera del objeto y una captura de las propiedades de éste.

2. Objeto: Es aquello a lo que se dirige la conciencia. Es lo que se percibe, imagina, concibe o piensa. Su función es ser aprehensible y aprehendido por el sujeto, pueden ser reales o irreales.

3. Operación: Procesos psico-fisiolócos, mediante los cuales el sujeto se pone en contacto con el objeto.

4. Representación interna o pensamiento: es el proceso Cognoscitivo, es la explicación según nuestro propio criterio.

Desde esta misma disciplina, es que, para tener una comprensión más adecuada de lo que resulta ser el conocimiento, es que se ha hecho una división de los tres niveles de conocimiento, el conocimiento sensible, el conceptual y el holístico. En primer lugar, el conocimiento sensible es aquel que se adquiere a través de la captación de un objeto por medio de los sentidos, que en el caso de los seres humanos los más desarrollados son el oído y la vista, de este modo, somos capaces de almacenar en nuestra memoria las imágenes de todos los objetos que observamos a diario, con sus características particulares.

La disciplina que se encarga de reflexionar sobre el conocimiento y su validación se denomina epistemología. Se remonta a los comienzos de la filosofía y uno de los primeros planteos pueden encontrarse en la obra de Platón.

El conocimiento suele entenderse como:

  1. Hechos, o datos de información adquiridos por una persona a través de la experiencia o la educación, la comprensión teórica o práctica de un tema u objeto de la realidad.
  2. Lo que se adquiere como información relativa a un campo determinado o a la totalidad del universo
  3. Conciencia o familiaridad adquirida por la experiencia de un hecho o situación.
  4. Incluye el “saber qué” (know what), el “saber cómo” (know how) y el “saber dónde” (know where).

El Conocimiento y su relación con los datos

Dato:

Un dato es un conjunto discreto, de factores objetivos sobre un hecho real. Dentro de un contexto empresarial, el concepto de dato es definido como un registro de transacciones. Un dato no dice nada sobre el porqué de las cosas, y por sí mismo tiene poca o ninguna relevancia o propósito.

Todas las organizaciones necesitan datos y algunos sectores son totalmente dependientes de ellos. Bancos, compañías de seguros, agencias gubernamentales y la Seguridad Social son ejemplos obvios. En este tipo de organizaciones la buena gestión de los datos es esencial para su funcionamiento, ya que operan con millones de transacciones diarias. Pero en general, para la mayoría de las empresas tener muchos datos no siempre es bueno. Las organizaciones almacenan datos sin sentido. Realmente esta actitud no tiene sentido por dos razones. La primera es que demasiados datos hacen más complicado identificar aquellos que son relevantes. Segundo, y todavía más importante, es que los datos no tienen significado en sí mismos.

Conocimiento:

Para Davenport y Prusak (1999) el conocimiento es una mezcla de experiencia, valores, información y “saber hacer” que sirve como marco para la incorporación de nuevas experiencias e información, y es útil para la acción. Se origina y aplica en la mente de los conocedores. En las organizaciones con frecuencia no sólo se encuentra dentro de documentos o almacenes de datos, sino que también esta en rutinas organizativas, procesos, prácticas, y normas.

Lo que inmediatamente deja claro la definición es que ese conocimiento no es simple. Es una mezcla de varios elementos; es un flujo al mismo tiempo que tiene una estructura formalizada; es intuitivo y difícil de captar en palabras o de entender plenamente de forma lógica. El conocimiento existe dentro de las personas, como parte de la complejidad humana y de nuestra impredecibilidad. Aunque solemos pensar en activos definibles y concretos, los activos de conocimiento son mucho más difíciles de manejar. El conocimiento puede ser visto como un proceso (flujo) o como un stock.

El conocimiento se deriva de la información, así como la información se deriva de los datos. Para que la información se convierte en conocimiento, las personas debe hacer prácticamente todo el trabajo. Esta transformación se produce gracias a:

  • Comparación.
  • Consecuencias.
  • Conexiones.
  • Conversación.

Estas actividades de creación de conocimiento tienen lugar dentro y entre personas. Al igual que encontramos datos en registros, e información en mensajes, podemos obtenemos conocimiento de individuos, grupos de conocimiento, o incluso en rutinas organizativas.

Componentes del Conocimiento

Experiencia

Proviene de un verbo griego que significa poner a prueba, se dice entonces que un experto es una persona que ha sido puesta a prueba y probado por la experiencia. El conocimiento se desarrolla a través del tiempo mediante la experiencia, que incluye tanto lo que absorbemos de cursos, libros y asesores como también del aprendizaje informal.

Verdad Practica

Con esta se pretende determinar lo que sucede y funciona en las situaciones reales, es decir analizar entre lo planificado y lo que realmente sucede mejorando el conocimiento del individuo.

Complejidad

Con el conocimiento se puede tratar problemas complejos no de una manera superficial, buscando la solución más completa, sin que sea necesariamente la más fácil y evitando obviar factores importantes.

Criterio

A diferencia de los datos e información, el conocimiento implica criterio, no solo evalúa nuevas situaciones e información a la luz de lo que ya se conoce, sino evalúa y se refina como respuestas a nuevas situaciones o información. Cuando el conocimiento deja de evolucionar se convierte en opinión o dogma.

Reglas empíricas e intuición.

Son las pautas o caminos que se siguen ante una situación para llegar a realizar o ejecutar una acción o decisión. Se denominan también reglas heurísticas que se convierten en un patrón que al ser identificado en una nueva situación, permite resolver  problemas de una manera más rápida.

Valores y creencias

El conocimiento de un individuo, dependiendo del ambiente en el que se desenvuelve, también depende de sus valores y creencias. . Las creencias y valores marcan la diferencia en la apreciación de una realidad. De hecho la formación, educación y sociedad han determinado las características del conocimiento que ha llegado a poseer una persona

FUENTES DE CONSULTA:  

http://www.definicionabc.com/ciencia/conocimiento.php

http://revista.ibict.br/index.php/ciinf/article/viewArticle/628/559,

 http://www.ecured.cu/index.php/Conocimiento

Anuncios

Una respuesta a “EL CONOCIMIENTO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s